miércoles, 5 de septiembre de 2007

¿Qué tan importante es el desarrollo de la CONCIENCIA FONOLÓGICA?

Mucho se ha hablado de la conciencia fonológica, de su definición, características, procesos, estrategias, etc. Pero, a mi juicio, no se ha ahondado en la importancia de ésta en el desarrollo del lenguaje. El siguiente artículo comienza con una descripción de dicha conciencia, luego contiene una categorización de sus procesos seguida de estrategias para abordar cada proceso fonológico. Se preguntaran ¿más de lo mismo? La respuesta es NO. Te invito a leer la siguiente entrada y descubrir más de este tipo de conciencia metalingüística.

Para comenzar creo fundamental dar a conocer de qué estamos hablando cuando nos referimos a la conciencia fonológica para luego verificar si esta es o no importante en el desarrollo del lenguaje. Por lo tanto, la conciencia fonológica la entenderemos tanto como “la toma de conciencia de los componentes fonémicos del lenguaje oral (fonema inicial, fonema final, secuencias), como la adquisición de diversos procesos que se pueden efectuar sobre el lenguaje oral, tales como segmentar palabras, pronunciarlas omitiendo fonemas o agregándoles otros, articularlas a partir de secuencias fonémicas, efectuar inversión de secuencias fonémicas, etc.” (Bravo, L.)
La conciencia fonológica esta compuesta por varios procesos fonológicos, los que cuentan con distintos niveles de complejidad cognitivas. Estos van desde el reconocimiento de rimas - proceso fonológico no tan complejo – hasta añadir o eliminar fonemas – proceso más complejo. Dichos procesos han sido organizados y clasificados de distintas maneras dependiendo del autor. En este artículo nos guiaremos por la categorización realizada por Sylvia Defior la cual consta de quince procesos diferentes.
El logro de dichos procesos se alcanzara en la medida en que los docentes y/o educadores presentes a los niños estrategias novedosas e interesantes para cada uno de los puntos explicitados anteriormente. Por esa razón presentaré a continuación a mi juicio válidas e ingeniosas que se utilizan para medir las habilidades fonológicas, éstas estrategias se encuentras expuestas en el texto de Sylvia Defior llamado: “Una clasificación de las tareas utilizadas en la evaluación de las habilidades fonológicas y algunas ideas para su mejora” y corresponden a:

1. Juzgar la duración acústica de las palabras: este punto se trata de identificar palabras cortas y largas. Un ejemplo para esto es mostrar al alumno dos tarjetas con palabras (una corta y otra más larga, por ejemplo sol y bicicleta), leerle ambas palabras y pedirles que seleccionen la tarjeta en donde están escritas cada una.

2. Identificar las palabras de una frase: consiste en reconocer las palabras de una oración que se presenta oralmente. Ejemplo: preguntar al educando “¿cuántas palabras hay en la frase “Camila juega ajedrez”? y pedirle que responda con tantas aplausos como palabras tenga la oración.

3. Reconocer una unidad del habla (sílaba o fonema) en palabras: se trata de identificar la presencia o no de una unidad de habla en una palabra. Un ejemplo puede ser: preguntar ¿oyes la /p/ en zapato?
4. Reconocer o producir rimas: una actividad podría ser pedir a los niños que hagan el eco de la palabra caracol.

5. Clasificar palabras por sus unidades (sílabas o fonemas): su objetivo es detectar si los niños reconocen que dos o más palabras comparten una unidad inicial, final o media. Una actividad para desarrollar este punto podrías ser preguntar a los niños si foca comienza igual a forro.

6. Sintetizar o mezclar unidades (sílabas o fonemas) para formar palabras: combinar una serie de unidades que se le proporcionan al niño oralmente, de una en una, con una cadencia de un segundo, para encontrar la palabra resultante. Ejemplo: preguntar ¿qué pasa si ponemos juntos estos sonidos /c/ /a/ /m/ /a/?

7. Aislar una unidad (sílaba o fonema) de una palabra: pronunciar una unidad aislada de una palabra, que puede encontrarse en posición inicial, media o final. Por ejemplo: ¿Cuál es el último sonido de farol?

8. Contar las unidades (sílabas o fonemas) de una palabra: señalar (con palmadas, pitos, cruces, fichas, bloques, etc.) cada una de las unidades de una palabra que se presenta al niño oralmente.

9. Descomponer una palabra en sus unidades: pronunciar en orden todas y cada una de las unidades de una palabra (sílabas o fonemas). Para desarrollar este apartado podríamos hacer preguntas tales como: ¿podrías descomponer la palabra tortuga?

10. Añadir una unidad a una palabra: añadir una unidad determinada (sílaba o fonema) a una palabra dada.

11. Sustituir una unidad (sílaba o fonema) de una palabra por otra: pronunciar una palabra, sustituyendo una unidad inicial, media o final por otra. Hacer preguntas del estilo de: ¿qué palabra quedaría si le quitamos la /r/ a rata?

12. Suprimir una unidad de una palabra: presentar oralmente una palabra y pedir que se pronuncie eliminando una unidad (sílaba o fonema) dada. Por ejemplo:¿qué palabras surgiría si la /p/ de la palabra pato la cambiamos por una /r/?

13. Especificar qué unidad ha sido suprimida en una palabra: oída una palabra, determinar qué segmento se ha suprimido (sílaba o fonema) al pronunciarla de un modo incompleto.

14. Invertir el orden de las unidades de una palabra: repetir una palabra, que se ha dado oralmente, invirtiendo el orden de sus unidades. ¿Qué palabra formo si cambio las sílabas de sopa?

15. Escritura inventada: actividad escrita: consiste en pedir a niños de la etapa de educación infantil que todavía no han comenzado el aprendizaje sistemático de la lectoescritura que escriban una serie de palabras.

En el mismo texto de Sylvia Defior aparecen algunas sugerencias para desarrollar las habilidades fonológicas que me parece importante mencionar con el propósito de que una vez leído este artículo, queden pocas o ninguna duda con respecto a este ámbito de la conciencia metalingüística. Estas sugerencias son: evitar el uso de un vocabulario técnico, introducir los tipos de tareas en función de su complejidad y de acuerdo con la edad de los niños, dosificar la dificultad de la tarea, usar correcciones retroactivas inmediatas y por último utilizar materiales concretos como apoyo y todo tipo de recursos lúdicos.
Luego de haber mencionado variadas tareas que se utilizan con el fin de evaluar la adquisición de la conciencia fonológica y mejorarla a través de su entrenamiento y algunas sugerencias para desarrollar las habilidades fonológicas, estamos muy próximos a finalizar esta entrada. Pero aún queda una interrogante importante, que es nada mas ni nada menos la que nos convocó en este artículo: ¿cuál es la real importancia del desarrollo de la conciencia fonológica?
En primer lugar, el desarrollo de la conciencia fonológica es importante porque, según numerosas investigaciones los niños que tienen mejores habilidades para manipular sílabas o fonemas, aprenden a leer más rápido, independiente del CI, del vocabulario y del nivel socioeconómico. Esto resulta de gran importancia pues hoy en día lo que más preocupa en nuestra sociedad es la cada vez mayor brecha existente entre aquellos sectores de mayor nivel socioeconómico y de menor nivel socioeconómico.
Por otra parte, según el profesor Luis Bravo Valdivieso, la conciencia fonológica cumple el papel de “motor de partida” para la decodificación. Este proceso de decodificación es de suma importancia pues es quien permite convertir las “formas” del lenguaje escrito al lenguaje oral.
Por último, la conciencia fonológica es realmente importante por la incidencia que tiene en el aprendizaje de la lectura inicial, tal como lo menciona el profesor Bravo “el umbral del aprendizaje inicial de la lectura estaría determinado principalmente por el desarrollo fonológico, el cual constituye el nivel de desarrollo más próximo para aprender a identificar los componentes del lenguaje escrito ”.

__________
Bibliografía
"La conciencia fonológica como una zona de desarrollo próxima para el aprendizaje inicial de la lectura" Luis Bravo Valdivieso
"Una clasificación de las tareas utilizadas en la evaluación de las habilidades fonológicas y algunas ideas para su mejora" Sylvia Defior